viernes, 7 de septiembre de 2012

“LA VIRGEN VIAJERA” (Tixtla-Tixtlancingo-Tixtla,Gro.) Por Margarito López Ramírez.


En refiriéndose a lo mencionado por Ramón Sierra López coordinador de la  página cultural “El Machete Costeño” editada en El Sol de Acapulco, cuando menciona a la Virgen de la Natividad en su aportación “¿CUÁL ES TU SANTO?”,  cabe mencionar lo asentado por quien esto escribe y el maestro Reynaldo Alcaraz Peñaloza en el libro *BARRIOS, TRADICIONES Y LEYENDAS DE TIXTLA:

“Según testimonios resguardados en el despacho parroquial del Santuario de la ciudad de Tixtla de Guerrero, a La Virgen de la Natividad se venera y festeja en este lugar desde el año 1635. Su imagen es semejante a la Virgen de Covadonga posesionada en Oviedo, España.
“Dado que cuando se inició la veneración de La Natividad, la mayor parte de los pobladores de Tixtla habían sido evangelizados, éstos acordaron que la imagen de La Virgen en comento visitara y permaneciera en cada núcleo poblacional durante dos meses, comprometiéndose a cuidarla y rezarle rosarios (en esta fecha aún no se establecían los barrios tradicionales existentes en Tixtla. Sólo algunos habitantes residían en lo que se llamó valle Tixtlan, los demás núcleos poblacionales aludidos  estaban asentados en parajes ubicados en la periferia del mismo…

“Viene a cuento lo anterior porque en el año 1760 o tal vez  antes hubo una inundación producto del desgajamiento del cerro Xomislo que afectó a la población asentada en la parte bajas del valleTixtlan, propiciando que algunas familiares afectadas por este fenómeno natural  emigraran a la Costa Grande y Costa Chica, llevándose la imagen que tenían de visita. Uno de estos grupos generó dos pueblos en la Costa Grande: Tixtlancingo y Tepetixtla…

“Según la tradición oral que da razón del suceso, al transcurrir los años la imagen de La Natividad se deterioró propiciando que quienes la poseían, decidieran llevarla a la ciudad de Puebla para procurar su restauración. Se dice que la encomienda fue dada a cuatro personas que  la condujeron por caminos hasta su destino temporal mismos que al regresar a su lugar de origen decidieron descansar bajo los ahuehuetes  que actualmente están dentro del atrio del Santuario de la Virgen. Y, he ahí que al disponerse a continuar su transitar ésta se hizo pesada, tan pesada que no pudieron moverla. En este orden de cosas se sabe que al darse cuenta de ello los vecinos del lugar se aglutinaron en torno a la Virgen de bulto a quien elevaron sus oraciones, ofrendaron incienso y encendieron cirios.
“El hecho se consideró como augurio de fe: la virgen de La Natividad había decidido quedarse nuevamente en este lugar. Actualmente se festeja con júbilo y devoción  los días 8 de septiembre y 31 de mayo”

A propósito de esta conmemoración que se realizará desde los primeros días del mes de septiembre en Tixtla de Guerrero, pueblo bonito, jubiloso, alegre y pachanguero, visite este lugar con sabor a provincia. Concurra a  esta conmemoración religiosa y vera como manos tempraneras ornarán con verdes, tendidos, cintas multicolores y cadenas de tapayola y otras flores la plazuela y altar de la Natividad al tiempo que resuenan los acordes de una banda musical o El Chile Frito…, acuda en las primeras horas de cada día destinados a la novena que los lugareños realizan con sus tradicionales salvas , participe en la misa que se oficiará en honor a esta deidad; acuda y admire El encuentro de la cera seguido de carros alegóricos, danzantes…; percátese de la devoción habida en sus  peregrinaciones religiosas, deléitese con cantadores, músicos y bailadores de tarima, goce el porrazos de tigres, los estallidos multicolores de los fuegos artificiales, venga a saborear los platillos típicos: fiambre, mole verde con tamales tololoches,  pozole y otros antojitos mexicanos, incluyendo el sabroso mezcal de penca angosta; concurra y disfrute del jolgorio que se prolongará durante la noche del día siete, hasta amanecer del ocho de septiembre… ¡Venga a esta tierra generosa que, amén de ser mosaico de tradiciones y costumbres, ha contribuido en el devenir del México libertario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.